La Hiniesta

Iglesia de Santa María la Real
Siglos XIII a XV y XVIII. Se construyó en el lugar donde, según la leyenda, Sancho IV encontró la imagen de la Virgen en una hiniesta. Por tanto, la iglesia, de una nave y cinco tramos, es una fundación Real, de 1290. La capilla mayor es la parte que se considera más antigua, y el resto del s. XVIII, con traza barroca. Pero lo más llamativo es la portada meridional, al amparo de un pórtico con bóveda de terceletes, obra del s. XV policromada por Roque Pérez en 1656. La iglesia tiene algunos rehechos de mediados del s. XVIII. En el interior se conserva la imagen de la Virgen de la Hiniesta en un camarín, unas pinturas de 1310 tras el altar, y un importante grupo escultórico del s. XIV, que representa el Misterio de la Anunciación. Fue declarada Monumento en 1944.