Garrovillas de Alconétar

Plaza Mayor
Espacio singular, amplio y porticado, de los ss. XV-XVI, declarada Monumento Histórico-Artístico, donde antaño se celebran corridas de toros.

Palacio de los Condes de Alba y Aliste
Construcción del s. XV, que ha sido reformada. Actualmente funciona como hospedería “Puente de Alconétar”.

Convento de San Antonio de Padua
Siglo XV. Fundado en 1476 por los primeros condes de Alba y Aliste. Iglesia de una sola nave con crucería. En ella se encuentran los sepulcros de los condes Enrique Enríquez de Mendoza y María Teresa de Guzmán, así como los enterramientos del noveno conde Alba y Aliste, Luis Enríquez de Guzmán y su esposa Hipólita de Córdoba y Cardona en el s. XVII. A este personaje, virrey de Nueva España, se debe la reedificación y ornato del convento. Sacristía en torno a 1668. Claustro renacentista de dos alturas. Las imágenes del convento se encuentran repartidas por las parroquias de la villa y en el convento de Ntra. Sra. de la Salud.

Iglesia de Santa María de la Consolación
Siglos XV-XVI. Construida en 1492 a partir de las trazas de Francisco González, maestro de Plasencia. Portada a los pies, realizada del garrovillano Gonzalo de la Vega en el s. XV. Portada de la nave del Evangelio con arco conopial, que alberga la Virgen de las Nieves. Posee una sola nave y bóvedas de crucería. Enrique Egas pudo haber supervisado las obras en 1525. Capilla mayor del s. XVIII. Retablo mayor de Sebastián de Paz tallado entre 1617 y 1619, con imágenes de Cristo atado a la columna, de San Francisco de Asís y de San Antonio de Padua, así como otro del s. XVII de Juan Granada. El órgano fue adquirido en 1667, construido en 1595 por C. Solís Rodríguez y Horacio Fabri.

Convento de Nuestra Señora de la Encarnación

El edificio pertenece a los ss. XV-XVII, y fue ocupado por las monjas terceras franciscanas. Hoy es Casa de Cultura.

Iglesia de San Pedro
Siglos XV-XVI. Posee tres naves y cabecera ochavada con bóvedas de crucería. En la ventana geminada del testero se encuentra el llamado popularmente “culo del diablo”. El retablo mayor es renacentista, que presenta la particularidad de estar apoyado sobre un banco de azulejos realizado en 1559, que G. Blanco atribuye a Jan Floris. En su interior se venera al Cristo de la Injurias, talla del s. XVI, y se custodia una imagen de la Virgen con Niño, al parecer tallada por Francisco Ruiz en 1745.

Monasterio de Nuestra Señora de la Salud o Convento de las Jerónimas
Pertenece a la clausura de la monjas jerónimas de la Regla de San Agustín. Fue fundado por Diego Suárez y Fernando Enríquez, hijo del Almirante de Castilla y de la duquesa de Medina de Rioseco, María Girón, en 1573. Los fundadores se encuentran enterrados en el presbiterio de la iglesia. En la nave central se inhumaron los restos del obispo de Plasencia e Inquisidor de Llerena, Bartolo de Ocampo y Matavelarde, nacido en Garrovillas. Una de las campanas, que se halla en la espadaña de la iglesia, se llama la “Espantarratas”, por tener un sonido extremadamente agudo. En su interior se conserva una imagen de Nuestro Señor “Acuestas”, atribuida al escultor Pablo Rojas que se saca en Semana Santa, una imagen de la Virgen embarzada en la que, a través de un cristal, se puede ver en su vientre al Niño Jesús, y ocho pinturas atribuidas a Morales. Como actividad complementaria, las monjas elaboran una excelente dulcería, que se puede comprar de 9 a 13´30 y de 16 a 19 h. Está en la calle Seis Rejas. Aunque el convento no se puede visitar, sí la iglesia, construida en el s. XVI.

Ermitas
Son varias las existentes, que permanecen cerradas. Corresponden a las San Antón, el Cristo, la Soledad y San Roque, ésta convertida en discoteca.

Santuario de Nuestra Señora de Altagracia
En el paraje de Altagracia. Fue construido en el s. XV. Sus puertas se hicieron en 1759 a costa de Alonso Portyllo de Canda, cura de Santa María de Garrovillas, siendo mayordomo de la cofradía Diego de Cáceres Villalobos. En el lugar, como cruce de caminos, se estableció desde época medieval un mercado de ganados el día 8 de cada mes, que siguió celebrándose hasta el s. XIX.

Casa de los Templarios
Dentro de las casas señoriales, el legado de los templarios se localiza en este edificio, cuya actual construcción data del s. XVI. Se encuentra en la calle Seis Rejas, junto al convento de la Salud, y se identifica por un balcón esquinado.

Barrio de los Judíos
Ocupa la calle Angosta, la Plazuela del Cura, Castillejo, la Vega y San Pablo.

Corral de Comedias
Junto al Ayuntamiento, en la Plaza Mayor.

Torre de Floripes
S. XV. En el pantano de Alcántara.

Restos arqueológicos
Posible ubicación de la mansiode Turmulus.
Puente romano de Alconétar.
Necrópolis de Altagracia.
Restos en Los Pedregales y en Los Villares.
Restos de un mosaico romano en Santa Catalina.